BIZCOCHO TRADICIONAL: ESE GRAN AMIGO QUE NUNCA TE FALLA

El bizcocho que traigo en esta receta se trata de un bizcocho tradicional, el de toda la vida, un  Basic en el mundo de la repostería, ese que nos hacían nuestras madres, que nos lleva a sabores de nuestra infancia.

Es uno de mis bizcochos favoritos, en primer lugar  por la facilidad a la hora de hacerlo ya que la preparación se reduce a mezclar los ingredientes para elaborar la masa, y posteriormente hornear, y en segundo lugar porque me encanta  su gran versatilidad. Lo puedes tomar para desayunar o merendar, me encanta con un café recién hecho, también me viene bien a mitad de la tarde o  después de cenar,…. Y es perfecto para servir como base de tartas o para hacer bizcochos rellenos.

Utiliza no sólo yogur natural, sino prueba con yogur de nueces y cereales, griego de naranja, de coco, en mi última creación lo preparé con natillas de leche merengada. Espectacular!!

Y el punto final… lo pone la naranja que añado con piel, que aporta a este bizcocho una gran esponjosidad y un equilibro perfecto entre el dulzor y el ácido de la naranja.

Ingredientes:

  • 250 gr de azúcar
  • 3 huevos
  • 1 yogur natural, o de límon, o de nueces y cereales . Reinventa!
  • 125 ml de aceite de girasol
  • 1 pellizco de sal
  • 1 sobre de levadura
  • 250 gr de harina
  • 1 naranja con su piel

Preparación:

En un bol grande echaremos primero los huevos y los batimos.

Después poco a poco vamos incorporando la harina tamizada  junto con la levadura, el azúcar, la naranja troceada con su piel ,el yogur y  el aceite.

Lo mezclamos todo  con la ayuda de una batidora, hasta obtener una mezcla homogénea.

Ponemos a precalentar el horno a  180 º.. Una vez que tengamos la masa del bizcocho casero lista y el horno haya alcanzado la temperatura indicada, cogemos el molde elegido, lo untamos con mantequilla o spray desmoldante ( que es la Caña de España!) y volcamos en él toda la masa.
Metemos  el bizcocho a 180º C de temperatura y dejamos nuestro bizcocho casero el tiempo suficiente para que suba y se cueza. Normalmente, con 40 ó 45 minutos el bizcocho casero tiene que estar hecho, pero depende del tipo de molde y de otros factores.

Para saber si está listo, pínchalo en el centro con un palillo, un cuchillo o una aguja, y si sale limpio es que está; si no, déjalo unos minutos más.

Una vez que tengas listo tu bizcocho esponjoso, lo puedes decorar como prefieras, puedes abrirlo y rellenarlo, etc.

FOTO 12

11 noviembre, 2014

Autor:Eventicooks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *